Con motivo del último viaje que hice con mi coro, aquí os dejo un Fado de José Afonso que cantamos:

Oh Coimbra do Mondego
e dos amores que eu lá tive
quem te não viu anda cego
quem te não ama não vive
quem te não viu anda cego
quem te não ama não vive

Do Choupal até à Lapa
foi Coimbra meus amores
e sombra da minha capa
deu no chão abriu em flores.

El Jardín botánico de Coimbra tiene una extensión de 13’5 hectáreas. Aunque hubo un primer intento de crear el jardín en 1731, no fue hasta 1772 cuando se construye “El Jardín Botánico de la Universidad de Coimbra”. Aquí os dejo unas pocas fotos.

Tras la visita al Jardín botánico, no puede faltar la visita a la Universidad. En 2013, la UNESCO eligió el campus histórico de la Universidad de Coimbra como Patrimonio de la Humanidad.

Aunque la mayoría del tiempo estuve de visita en Coimbra, me hospedé en la villa de Mira, en el camping Mira Lodge Park. Un lugar magnífico para poder desconectar del ruido de la ciudad. El camping se encuentra a las orillas de la Ría de Mira.

Y por último, para finalizar este breve, aunque intenso recorrido por tierras lusas, os dejo unas fotos de la magnifica Playa de Mira (Praia de Mira) donde tuve la suerte de ver llegar la pesca. Conocida también como la pesca artesanal. En el pasillo marítimo podemos encontrar el Museo Etnográfico, la Capilla Mira Beach y la Estatua en homenaje al pueblo de Praia de Mira.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website